Cuadro a medida



Una bicicleta tan especifica como la del Proyecto Priscilla no se puede montar en un cuadro de bicicleta cualquiera. Unas ruedas de mayor diámetro, una horquilla innovadora y un cambio interno, son elementos precisan un cuadro con una geometría especifica para poder aprovechar al máximo todas y cada una las ventajas que nos aportan cada componente que se ha elegido. En este caso tenemos que destacar el trabajo realizado por Amarobikes. Aimar Fraga, su fundador, acumula una experiencia que va desde la competición en bici de carretera, montaña y Gravity Bikes, hasta recorrer el mundo con alforjas, vivir la filosofía de las bicis de piñón fijo urbano y entender la bicicleta como un vehiculo de transporte urbano y solución a la movilidad en las ciudades. Entendemos que Aimar Fraga, más allá de su pasión por el ciclismo, su pasión es por la bicicleta en si y en todas sus facetas. Para nosotros ha sido todo un honor contar con la colaboración de Amarobikes con todo el conocimiento acumulado a lo largo de su bagaje.


Titanio
El Titanio puede que sea uno de los mejores materiales para la fabricación de un cuadro de bicicleta. Su compromiso entre ligereza-absorción-fiabilidad, junto con su resistencia a la corrosión, lo hacen casi indestructible y para toda la vida. La tubería de Titanio Grado 9 aeroespacial (Al3 - 2,5V) de doble conificado soldada a mano cumple todas las normativas europeas.