Titandesert 2008, el resumen de Priscilla

Después de dos semanas de la finalización de la Titan Desert ha llegado el momento de hacer un resumen y de sacar conclusiones.


Desde el nacimiento del Proyecto Priscilla hasta el día del inicio de la carrera tuvimos siete meses para desarrollar la bicicleta que a nuestro criterio es la mejor opción para afrontar este tipo de carrera. Invertimos mucho tiempo en evaluar los pro y los contras de cada componente que queríamos utilizar en la bicicleta. Teníamos muy claro que esta debía montar rudas de 29”, cambio interno Rohloff, horquilla German:a, Platos Oval de Rotor, Sillín y ergonómico. Hoy por hoy nadie que entienda de bicicletas es capaz de poner en duda la fiabilidad de estos componentes y el prestigio de estas marcas punteras en la innovación y desarrollo de componentes de bicicletas.


El Proyecto Priscilla creo una bicicleta aprovechando las últimas tecnologías. No era un trabajo sencillo. El Proyecto Priscilla se creo diseñar una bicicleta que englobara una serie de componentes lo más óptimos posibles para la Titan y de última tecnología para lograr tener una bicicleta vencedora.


En el Mercado español es muy difícil encontrar componentes para una bicicleta de estas características. En este sentido la colaboración de Schwalbe nos sirvió de gran ayuda, pero el obstáculo más importante a superar era el diseño de un cuadro con las características de Priscilla. Amarobikes se encargó de la fabricación a medida de un cuadro de titanio según nuestras necesidades.


Tener una buena bicicleta aporta una ventaja extra sobre los demás competidores pero no es sinónimo de victoria. Para poder llevar a Priscilla hasta lo más alto necesitábamos a un corredor con grandes posibilidades subir al podio. Josef Ajram se dejó enamorar por Priscilla desde el primer día. Para nosotros fue todo un honor poder contar con el soporte del segundo clasificado en la primera edición de la Titandesert.


A finales de Diciembre, con el Proyecto muy avanzado pero sin el cuadro definitivo, pudimos rodar un prototipo durante 400 quilómetros por el Atlas Marroquí. Esto nos ayudo a terminar de definir los desarrollos y la geometría de Priscilla.


Con el proyecto ya definido, solo nos quedaba esperar la fabricación de los cuadros Amarobikes.


Los cuadros Amarobikes están diseñados en Bilbao pero la fabricación se realiza en China, con los mejores materiales para la fabricación de bicicletas y bajo unos estrictos controles de calidad, pero por problema derivados por el cambio de año chino sumado los problemas climatológicos excepcionales sufridos en China en ese mismo periodo, retardo enormemente la entrega de los cuadros para las Priscillas.


Esta demora ha sido uno de los grandes contra tiempos de Priscilla ya que nos permitió poder probar a fondo las dos bicicletas Priscilla que se montaron para poder evaluar los posibles futuros problemas. Uno de los cuadros llegó una semana antes de la entrega de las bicicletas a la organización de la Titan y apenas pudo rodar 200 quilómetros. La segunda Priscilla llego 24 horas antes de la entrega y no la pudimos probar.


Por otro lado, a medida que se acercaba la carrera Josef se iba recuperando física y moralmente de su participación en la “Marathon des Sables” donde consiguió una meritoria posición pocas semanas antes. Pero otra vez un problema externo al Proyecto nos dejaba cojos ante la Titan. 18 horas antes de partir hacia Marruecos, Josef se retiro de la carrera por problemas personales.


Hasta el momento, el Proyecto Priscilla había sido capaz de superar muchas adversidades y después del todos los esfuerzos no podíamos tirar la toalla. Unas horas más tarde, a 12 horas vista del despegue del avión hacia Marruecos conseguimos un corredor dispuesto a correr con Priscilla. Se trataba de Arnau Rota, terminó en 13 posiciones en la edición anterior de la Titandesert.


Conseguimos reavivar el Proyecto Priscilla pero las expectativas se vieron reducidas. La incorporación forzada de Arnau significaba correr con un piloto no entrenado para la ocasión y con una bicicleta que nunca había visto ni probado. Afrontar un reto como la Titan en estas condiciones no es nada fácil.


El Proyecto Priscilla contaba con dos bicicletas exactamente iguales. Una para conseguir estar en las primeras posiciones y otra exactamente igual cuya función era asistir a la primera y en caso de necesidad poder cambiar algún componente de una bici a otra.


La primera Priscilla se diseño para que fuera pilotada por Josef pero Arnau mide 20 cm menos. De esta manera nos vimos obligados a modificar la bicicleta de asistencia al gusto de Arnau ya que esta era más pequeña y mucho más adecuada para el y para que consiguiera una mejor clasificación. El piloto de asistencia tubo que sufrir las incomodidades de pedalear con una bicicleta de mayor tamaño.


La primera etapa de la Titan transcurría por terreno montañoso. Arnau consiguió la entrar en la 16ª posición. Cabe destacar que era la primera vez que corría con Priscilla y que esta es totalmente distinta a una bici convencional. Así que el resultado fue muy satisfactorio.

En la segunda etapa empezamos a sufrir los inconvenientes de no haber podido rodar la bici antes de la carrera. Un exceso de pinchazos tanto el la Priscilla de carrera como en la de asistencia, junto con un par de salidas de cadena retrasó a Arnau hasta la posición 100 en la etapa. La problemática de los pinchazos la achacamos a la mala suerte ya que en la pasada edición en la que tanto Arnau como el piloto de asistencia de Priscilla participaron ninguno de los dos tuvo ni una sola pinchada. Cierto es que existen alternativas más fiables como pueda ser el uso de tubeless. Quizás de haber dispuesto de mayor tiempo para probar las Priscillas se hubiera detectado y solucionado antes. Los problemas del las salidas de cadena si que son consecuencia directa de rodaje. Las cadenas cuando son nuevas siempre se estiran un poco. En el caso de utilizar una transmisión de un solo piñón y de un solo plato como es el caso de la Priscilla con el cambio Rohloff, la cadena debe tensarse manualmente. La bicicleta empezó la etapa con la cadena tensada pero esta se estiró más de lo que pudimos prever. Esto provoco un par de salidas de cadena durante la etapa.


Tercera etapa. Los problemas de cadena del día anteriores se solucionaron y los ánimos se recuperaron. Pero en el kilómetro 3 Arnau volvió a pinchar. Para estar luchando a cada pedalada por estar entre los primeros se necesita estar muy motivado pero la acumulación de problemas del día anterior con un resultado poco esperanzador y empezar la tercera etapa, la más larga de la carrera, con pinchazos mina todas las expectativas de cualquier corredor nato.


Fue otro golpe de mala suerte ya que la bicicleta de asistencia continúo y no tuvo más problemas, ni de pinchazos ni de ningún otro tipo mecánico. En el kilómetro 70 la bicicleta de asistencia abandono. Las temperaturas llegaban a los 48 grados, el terreno era muy arenoso y dificultaba pedalear, y con Priscilla fuera de carrera el sufrimiento ya no valía la pena.


La cuarta etapa transcurrió sin la participación de las Priscillas.


Y en la quinta etapa las dos Pricillas volvieron a la carrera. Arnau volvió a quedar en 15ª posición por detrás de los grandes del Tour. Como Heras, Mauri, Peio, Chiapucci, Jalabert, y otros amateurs preparados a consciencia para la Titan.


Al final los acontecimientos no nos han dejado demostrar que Priscilla es la mejor bici para la Titan. El rodaje que no pudimos hacer antes de la carrera junto al abandono de Josef por motivos no deportivos ha hecho que la Titan 2008 haya sido un banco de pruebas para el Proyecto Priscilla, y las conclusiones sacadas estas pruebas nos convencen aun más de las posibilidades de Priscilla. Priscilla es claramente más rápida que una bicicleta convencional en terreno rodador y tiene más flotabilidad en la arena que una bicicleta con ruedas de 26”. Y salvo los problemas de pinchazos y de salidas de cadena que ya están solucionados, el cambio Rohloff nos elimina drásticamente los problemas de transmisiones. Hemos sido los primeros a montar un plato oval Q-Ring de Rotor en un sistema de transmisión de un solo plato y un solo piñón sin tensor de cadena. Y aunque hemos ido contra pronóstico, al final nuestra opinión nos ha dado la razón.


Queremos agradecer la colaboración de Rohloff, Schwalbe, Sapim, German:a, Rotor, Duopower, Kool Stop y Nokon por confiar en nosotros.

También agradecer la especial implicación de Amarobikes y de Josef Ajram en el proyecto y en concreto a Arnau Rota por ser capaz de dejarlo todo y venir a ayudarnos a llevar a Priscilla lo más lejos que hemos podido.

Y por último agradecer a Joan Porcar por apoyarnos anímicamente, a la Organización de la Titandesert por facilitar las gestiones de cambio de corredor de última hora y a la revista Solo Bici por la entrevista publicada.

Ahora ya solo nos queda trabajar para que Priscilla logre alcanzar su cometido y demostrar a aquellos que han confiado en Priscilla que no iban equivocados.

Lo próximos retos son la Cape Epic 2009, la Titandesert 2009 y otro reto más por definir.

¡¡¡Priscilla sobrevivirá!!!

3 comentarios:

Javier dijo...

Enhorabuena por heberle echado valor y conseguir salir adelante, creo que sólo haber perticipado es digno de elogio, cuanto más haber finalizado la prueba. Así es como se construyen los sueños, ánimo y suerte.
Javier Cuervo

el_duri dijo...

¡Animo! Sigo este blog desde hace tiempo y me gusta ver las experiencias que teneis con estos sistemas.

Como aporte, me gustaria decir que el tubeless o las camaras con liquido antipinchazos son soluciones muy buenas para los pinchazos y para la cadena, un pequeño guia cadenas o un tensor en vez de patilla de cambio (para eso llevais rohloff) solo añadiria unos gramos y os libraria de movidas extrañas en carrera.

un saludo y enhorabuena.

Espaibici dijo...

Hola “El Duri”!!

Gracias por tus comentarios, Solo comentarte que ya le hemos encontrado solución al problema de los pinchazos. Hemos montado un kit conversor para modificar las llantas normales a sistema Tubeless, en concreto hemos montado los Easytubeless. No es muy distinto a otras marcas pero lo que más nos ha gustado es el sistema para quitar la válvula de la llanta en el caso de tener que montar una cámara, casos que se da a veces cuando pinchas aun teniendo liquido antipinchazos en las cubiertas. Hemos montado este kit conversos manteniendo las cubiertas no-tubeless y el resultado ha sido más que satisfactorio, realmente no ha sido necesario buscar unas cubiertas tubeless.

El tema de la cadena ya está solucionado, de hecho no ha vuelto a dar problemas y desde entonces la bici ha sido probada a fondo por dos corredores amateurs, Carles Bernat y Arnau Rota (nuestro corredor en la Titan), durante este tiempo Priscilla también corrió las 24doce de Madrid y continua llevando la misma cadena que montamos en la 3º etapa de la Titan y que nos solucionó los problemas de salto de cadena.

Ahora ya tenemos claro que la bici es muy fiable.

Un saludo.

David