Horquilla de paralelogramo




La Titandesert es una carrera a medio camino entre las carreras de bicicleta de montaña y las carreras de bicicleta de carretera. Esto podría llevarnos a pensar que la bicicleta ideal podría ser una bici de Ciclocross pero a esta le faltarían algunas de las características que nosotros consideramos imprescindibles, entre ellas la suspensión delantera. Para esta carrera hemos pensado en una horquilla de poco recorrido, que sea muy rápida en la absorción de impactos y que nos haga perder el mínimo de velocidad o energía al superar los obstáculos. Es por eso que la bicicleta del Proyecto Priscilla equipará una horquilla de paralelogramo German:a, la GA-Force Kilo.

Absorción rápida
La principal característica de las horquillas de paralelogramo es el hecho que la compresión del amortiguador no es directa sino a través de bieletas. Esto hace que el tacto de la horquilla sea más suave, pero lo más importante es la alta capacidad de adaptarse al terreno, por lo tanto si circulamos por superficies irregulares la bicicleta se frena menos y nos cuesta menos avanzar, o lo que es lo mismo, somos más rápidos.















Anti-dive effect
El Anti-dive effect o efecto antihundimiento, consiste en evitar que la horquilla se quede sin recorrido de absorción en el momento de la frenada. Por la misma geometría del paralelogramo de la horquilla GA-Force Kilo de German:a, conseguimos un efecto antihundimiento del 50% en la frenada. Esto significa que por más fuerte que se frene la horquilla solo se hundirá la mitad de su recorrido, ya que la propia geometría del paralelogramo no permite que se hunda más, dejándonos la otra mitad del recorrido disponible para la absorción de impactos o para afrontar una curva con más seguridad, o con más velocidad.






Geometría constante
Otra de las peculiaridades de la Horquilla GA-Force Kilo es la de mantener la geometría de la bicicleta intacta durante todo su recorrido. Por la manera de trabajar del paralelogramo se consigue que el avance de la horquilla apenas varíe, al contrario de lo que pasa en una horquilla convencional que cuanto más se comprime, más se reduce el avance y más nerviosa se vuelve la dirección. Este efecto de geometría constante nos aporta seguridad en circunstancias extremas de conducción, como puede ser al tomar una curva rápida con obstáculos y con poco agarre. En este caso volvemos a aportar seguridad en la conducción de la bicicleta y otra vez esto significa más velocidad.