Asistencia en carrera

Entendemos que una carrera como la Titandesert tiene una orientación de evento de aventura, lo que obliga a unas condiciones extremas, por lo que las averías pueden ser un serio impedimento para la finalización de una etapa, y por lo tanto para finalizar la totalidad de la carrera.

A imagen y semejanza de otras carreras africanas, de otras modalidades deportivas, es importante que un vehículo de asistencia siga el recorrido con las herramientas y recambios necesarios para evitar que un accidente o avería haga que las ilusiones depositadas en finalizar la carrera se desvanezcan en pocos minutos.


Es casi seguro que a un participante situado en los puestos de cabeza, una avería en una de las etapas, le impida conseguir el deseado primer puesto de la etapa, e incluso de la carrera, pero no su interés de acabar todas las etapas, y de ganar las siguientes, para eso es necesario tener la posibilidad de reparar.

Es imposible llevar todas las herramientas y recambios y mantener las opciones a ganar, por lo que es necesario un vehículo de asistencia, perfectamente equipado y con un ciclista con capacidad de mantener un ritmo bueno de carrera y con los conocimientos de mecánica necesarios para solucionar cualquier percance mecánico.

Bicicleta
La Titandesert es una carrera de bicicletas, es por eso que entendemos que para seguir fieles al espíritu de la carrera la asistencia también debe hacerse en bicicleta. Es conveniente que la bicicleta de asistencia sea una bicicleta exactamente igual a la asistida, puesto que de esta manera los recambios son compartidos por ambos vehículos, el de asistencia y el asistido.

Además esto permite que si se tiene que perder tiempo en reparar una parte de la bicicleta, esta puede ser directamente sustituida por la del vehículo de asistencia, y este último perder el tiempo necesario en la reparación mientras que el vehículo asistido ya está continuando el recorrido.

Esta situación permitirá que la bicicleta asistida pierda simplemente el tiempo de espera al vehículo de asistencia, y pocos minutos más.

Además para poder garantizar poca diferencia de tiempo entre ambos, la bicicleta tiene que permitir mantener un ritmo de carrera elevado.

Remolque
Tras estudiar todos los sistemas posibles de transportar en bicicleta el taller y recambios necesarios para asistir a otras bicicletas en carrera, nos ha resultado evidente que la bicicleta de asistencia tiene que llevar un remolque y que este tiene que ser un remolque de una sola rueda.
Hemos realizado un estudio entre todos los remolques del mercado, y los más conocidos, Bob (6’1 ó 7’7 kg. según modelo), Koolstop (8’5 kg.) y Weber (5’5 kg.) no cumplen con nuestras exigencias. En un proyecto como el Priscila, donde lo convencional parece fácilmente perder ante lo innovador, no podíamos renunciar a buscar una solución que cubriera todas las expectativas marcadas. Finalmente hemos localizado un nuevo fabricante de remolques que parece pensar exactamente igual que nosotros (http://extrawheel.com), el remolque es la mínima expresión, con solo 4’5 kg consigue transportar hasta 30 kg en dos bolsas de 60 litros, absolutamente estancas. Todo eso con rueda de 26” ó 28”, permitiendo llevar una rueda exactamente igual a la delantera de las bicicletas (de asistencia y asistida), permitiendo una muy rápida sustitución en caso de rotura de radios o golpes imnportantes. Utilizar una rueda doblado o con algún radio roto en el remolque no es un problema ya que esta solo arrastra.

Otras de las ventajas es que es el más corto de todos los estudiados, por lo que el seguimiento de la bicicleta es más inmediato, esto unido al gran diámetro de la rueda permite enfrentar los posibles obstáculos con mucha más facilidad, y que el paso de la rueda sea casi exactamente por el mismo sitio que el de la rueda trasera, evitando sobresaltos inesperados.

Herramientas
Las herramientas tienen que ser de alta calidad, con un surtido necesario para solucionar cualquier eventualidad, aunque hay buscar el menor peso posible.
La colocación de las mismas tiene que ser perfectamente ordenadas y sujetas, permitiendo su fácil localización en caso de necesidad, y que no tengan movimiento en el momento del transporte.

La mejor opción es colocarlas en paneles enrollables de tela resistente, con su ubicación claramente definida, y ordenada por tipos.

Recambios
Al igual que las herramientas, los recambios tienen que ser perfectamente seleccionados y embalados para permitir la rapidez necesaria y su fácil transporte.

Ciclista - Mecánico
Como ya hemos definido anteriormente, este tiene que tener preparación técnica suficiente y un máximo conocimiento de los componentes especiales que lleva la bicicleta, y a la vez ser conocedor de este tipo de carreras y con la suficiente capacidad para mantenerse lo más cerca posible de la cabeza de carrera. Su función básica es la de asistir a cualquiera de las bicicletas del proyecto Priscilla con la mayor rapidez posible, incluso en contra de conseguir una mejor clasificación, buscando estar siempre lo más cerca posible de la cabeza, sin adelantar en ningún momento a estos, incluso cediendo piezas de su bicicleta si fuese necesario, para reparar cuando la bicicleta asistida ya está en carrera, incluso si esto significase la no continuidad de la bicicleta de asistencia.

Otra de las funciones principales del ciclista – mecánico es realizar un completo mantenimiento y ajuste al final de cada etapa, para garantizar que la siguiente etapa se enfrentará en la mejor de las condiciones posibles.